El Ministerio de Sanidad, que recientemente aprobó la financiación de la pastilla preventiva del VIH, llamada profilaxis pre exposición (PrEP), ha anunciado que se hará efectiva a partir del próximo 1 de noviembre. Se trata de un tratamiento que no se venderá en farmacias sino que es de «uso hospitalario», es decir, solo se dispensará en farmacias de hospitales o centros asistenciales autorizados.

Las infecciones de transmisión sexual (ITS) se han disparado en los últimos cinco años en países como Estados Unidos. Una de las varias razones que hacen que la Organización Mundial de la Salud (OMS) apoye e inste el uso de los medicamentos contra el VIH (las pastillas de profilaxis preexposición, PrEP), que previenen el contagio del virus aun sin usar condón, pero no hacen nada respecto a otras ITS, como sífilis, gonorrea o clamidia. El tratamiento, que se vende en España desde 2016, comenzará a ser financiado por la sanidad pública a partir del próximo 1 de noviembre.

¿Pero qué es esto de la pastilla PrEP?

Ciudades como Londres, San Francisco y Nueva York registran cada vez un menor número de nuevos contagios de VIH y los expertos atribuyen gran parte de este logro a una pastilla: la profilaxis previa a la exposición, mejor conocida como PrEP.

Si se toma a diario la PrEP consigue reducir en más del 90% las posibilidades de contraer el virus que causa el sida a través del sexo o en un 70% por el uso de agujas no esterilizadas o utilizadas por múltiples personas, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés).

La PrEP contiene emtricitabina y tenofovir, dos medicamentos que también se emplean en los antirretrovirales porque consiguen reducir la cantidad del virus en la sangre y le impiden multiplicarse. No funciona como vacuna, ya que no genera anticuerpos sino, que es necesario su ingesta diaria para que sus componentes estén presentes en la sangre al momento del contagio y eviten que el VIH se establezca en el organismo

¿Cuál es la diferencia entre la pastilla PrEP y PEP?

La Profilaxis Post-exposición (PEP, siglas en inglés) es una estrategia de prevención del VIH en la que individuos VIH negativos toman medicamentos anti-VIH después de haber entrado en contacto con el VIH, para reducir su riesgo de contraer la infección. PEP implica tomar medicamentos durante un mes y se debe comenzar a tomarlos dentro de las 72 horas después de la posible exposición.

Una pastilla para «grupos de riesgo»

La PrEP no es para todos. Antes de empezar a tomarla, se debe descartar que el paciente ya esté infectado con el virus. También es necesario verificar el buen estado de los riñones y el hígado, ya que la pastilla puede provocar trastornos en estos órganos. Además, quienes padezcan hepatitis B deberán tener especial cuidado, ya que si empiezan a usar Truvada y luego lo dejen, es muy probable que la hepatitis empeore.

Según ha informado el Ministerio, la PrEP será financiada por la Sanidad Pública solo para dos «grupos de riesgo«. Se dispensará en farmacias de hospitales o centros asistenciales autorizados por lo que no tendrá ningún coste directo para el paciente. Podrán acceder a ella las prostitutas VIH negativas que refieran un uso no habitual de preservativo, los hombres que tienen sexo con hombres y personas transexuales VIH Negativas mayores de 18 con, al menos, dos de los siguientes criterios:

  • Más de 10 parejas sexuales diferentes en el último año.
  • Práctica de sexo anal sin protección en el último año.
  • Administración de profilaxis post-exposición en varias ocasiones en el último año.
  • Al menos una ITS bacteriana en el último año

El ministerio calcula que la financiación va a beneficiar a unas 17.000 personas. El número de diagnósticos del VIH en España se mantiene estable en unos 4.000 nuevos casos anuales desde hace unos años, una incidencia superior a la media europea.

Como cada 23 de septiembre se celebra el Día Internacional de la Bisexualidad, una conmemoración que poco a poco está siendo más reconocida dentro de la Comunidad LGTBI y la cual es muy necesaria para el colectivo bisexual.

El activismo que lucha por los derechos de las personas bisexuales ha tenido históricamente poca visibilidad y, con motivo de la celebración de este día, la FELGTB (Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales) aprovecha para denunciar que la negación de la identidad y la invisibilidad, son las discriminaciones que más sufren las personas bisexuales. En este sentido, la coordinadora del grupo de Políticas Bisexuales de FELGTB, Noelia Mellado, hace hincapié en dicha invisibilidad de estas personas, “nos han despojado de referentes y hace que la sociedad siga desconociendo y/o deslegitimando nuestra orientación sexual”.

«No es una opción, es una orientación» es el lema elegido por el colectivo bisexual para lanzar una campaña de denuncia «del continuo cuestionamiento social» que padecen estas personas con motivo del Día de la Visibilidad bisexual. Esta campaña, promovida por la Asociación de Migrantes y Refugiados Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (Kifkif), pretende también alertar sobre el cuestionamiento que sufre el colectivo en las solicitudes de protección internacional.

La bisexualidad se define cómo «la orientación sexual de quienes sienten atracción por más de un género, ya sea el suyo propio y/o diferente, no necesariamente al mismo tiempo, ni de la misma manera ni con la misma intensidad»

La bifobia es una realidad

Según la coordinadora del grupo de Políticas Bisexuales de FELGTB, “el monosexismo, imposición social que presupone que solo pueden existir personas a las que les atraiga un solo género, es el causante de la bifobia que sufrimos, que se manifiesta no solo en forma de estereotipos que provocan que las personas bisexuales sean constantemente invalidadas e invisibilizadas, sino a través del “borrado bisexual”, tendencia que consiste en ignorar, falsificar, reexplicar los escasos rastros que tenemos de referentes históricos de personas bisexuales”.

Las personas bisexuales son continuamente cuestionadas y se ven obligadas a reivindicar constantemente su orientación sexual ya que se enfrentan a prejuicios sociales como que la bisexualidad es una fase de negación de la propia homosexualidad, que directamente no existe o que sólo es vicio. Una de las proclamas más comunes entre la bisexualidad es: «No estamos confundidos, ni somos una mezcla de heterosexuales y homosexuales«.

Además, esto desencadena otra serie de discriminaciones como, por ejemplo, que la salud sexual de las personas bisexuales solo se atienda en función de la identidad de género de su pareja actual, que aún haya profesionales de la salud mental que nieguen la bisexualidad como orientación sexual o que las personas bisexuales solicitantes de asilo tengan problemas a la hora de que se reconozca su condición de persona refugiada LGTBI porque se presuponga que “pueden elegir” estar con alguien de un género distinto al suyo y “parecer” heterosexuales.

Por ello, la FELGTB recuerda la importancia de la formación en diversidad afectivo-sexual, familiar y de género y de la aprobación de la Ley Estatal de Igualdad LGTBI que garantizará su obligatoriedad en todo el territorio estatal.

Varios colectivos LGTBI+ denunciaron este pasado jueves que la Consejería de Educación de Murcia habría dado instrucción a los colegios para que las actividades complementarias, como talleres de diversidad sexual o en materia LGTBI, sean optativas y deban ir precedidas de una autorización por parte de los padres. En un comunicado firmado por la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) y la Plataforma LGTBI de la Región de Murcia, los colectivos exigieron la “retirada inmediata” de las instrucciones de la Consejería de Educación, que obligarían a los centros educativos a pedir un permiso familiar para autorizar determinadas formaciones.

Lo que está claro con esta acción, es que los deplorables planes de la ultraderecha contra el colectivo LGTBI+ y contra todo lo diferente a lo tradicional están ya en marcha. Qué manera tan horrible de fomentar el odio. Es decir, si tus padres son homófobos, ¿tú también debes serlo? Aunque parezca una locura, este será el resultado, ya que se está dificultando e imposibilitando fomentar lo más importante: el respeto.

Una medida muy criticada por muchos

El diputado regional Antonio José Espín ha desvelado, tras reunirse con el coordinador de Educación del colectivo Galactyco, Alberto Alba, que su grupo parlamentario tiene serias dudas sobre la legalidad de la normativa y solicita la comparecencia de la consejera de Educación, Esperanza Moreno, en la Asamblea Regional. Además, insta a la vicepresidenta del Gobierno Regional, Isabel Franco a que valore públicamente esta nueva medida. Alberto Alba, quiere que se justifique esta decisión y que la Comunidad detalle si esas autorizaciones se pedirán siempre o solo en algunos de los talleres más polémicos.

«El objetivo no es otro que el de proporcionar a las familias capacidad de decisión acerca de las actividades impartidas por personas y/o entidades que no forman parte del claustro de maestros o profesores del centro donde estudian sus hijos», explicaron fuentes del Gobierno murciano.

Charlas muy necesarias hoy en día

Son muchas las asociaciones que llevan impartiendo charlas sobre este asunto a lo largo de los años. No Te Prives es una de las asociaciones LGTBI murcianas encargadas de realizar este tipo de charlas en los colegios. «Es importante inculcar a nuestros alumnos principios que favorezcan la no discriminación y el respeto a la diversidad», declaraba la consejera de Educación. Todas esas charlas planificadas tendrán que esperar a estar autorizadas por los padres, por lo que a día de hoy es un proyecto estancado. 

El diputado socialista Emilio Ivars ha respondido rápidamente al anuncio del Gobierno murciano, y ha abierto un hilo en Twitter para denunciar los hechos. Ha argumentado a través del currículo de educación primaria en la región de Murcia, el cual establece que las actividades complementarias son obligatorias, salvo aquellas que sean exteriores al centro o supongan alguna aportación económica. «No nos quedaremos quietos», ha declarado Ivars.

Polonia ha sido, desde hace mucho, el bastión de la moral ultra conservadora y cristiana de Europa. La más damnificada es la comunidad LGBTI+, que se ha convertido en el objetivo número uno de las altas esferas del poder.

De todos los países de Europa, Polonia es, posiblemente, el menos recomendado para la comunidad LGBTI+. Gran parte del movimiento político en el poder no solo la ven como un estorbo, sino que se convirtió en un objetivo a atacar para lograr resultados electorales. La gravedad del asunto va más allá. Por poner solo un ejemplo de actos represivos, hace una semana el Tribunal Regional de Varsovia ordenó al semanario Gazeta Polska, un importante medio nacional, la retirada provisional de unos adhesivos homófobos con una cruz negra sobre un arcoíris.

Las pegatinas del odio

El semanario derechista Gazeta Polska, ha obsequiado a sus lectores con un adhesivo con un mensaje abiertamente LGTBIfobo: una bandera arcoíris tachada con una X negra acompañada del lema «Strefa wolna od LGBT» («Zona libre de LGTB»). Un símbolo que persigue atemorizar a las personas LGTBI+ allí donde se coloque e impedir que estas se sientan libres y seguras, demonizándolas y convirtiéndolas, en el imaginario colectivo, en un perjuicio para la integridad moral del país.

De entre todas las reacciones a las famosas pegatinas, una de las que más repercusión ha tenido es la de la embajadora de Estados Unidos en Polonia, Georgette Mosbacher. A través de Twitter, la diplomática publicó un mensaje en el que se mostraba «decepcionada y preocupada» por la difusión de pegatinas que promueven «el odio y la intolerancia». «Respetamos la libertad de expresión, pero debemos estar unidos del lado de valores como la diversidad y la tolerancia», añadía Mosbacher.

El director de la Gazeta Polska, Tomasz Sakievicz, respondió a la embajadora que las pegatinas eran la respuesta de su periódico a los que querían «imponer sus puntos de vista a la fuerza», en referencia al colectivo LGTBI+ y recordó el apoyo histórico que Polonia ha brindado a los Estados Unidos.

Polonia suspende en aceptación LGTBI+

El portal Rainbow Europe, que mide el grado de aceptación de los países a la comunidad LGTBI+ según diferentes variables, asegura en su listado que Polonia, de todos los países de la Unión Europea, es el que peor está justo antes de Letonia. En cuanto a discriminación, ocupa el puesto 25, por encima solo de Letonia e Italia, donde Matteo Salvini, ministro del Interior, libra una batalla ideológica que raya con la homofobia y el racismo. En estos tres países, además, los datos sobre discurso de odio son aterradores. Según Rainbow Europe en ninguno se respetan los derechos humanos ni hay políticas públicas para evitarlo.

La Constitución polaca define el matrimonio como la “unión entre un hombre y una mujer”. De acuerdo con varias ONG, tres de cada cuatro personas homosexuales han sido agredidas en algún momento en Polonia, por cuenta de sus preferencias sexuales. El 90 % de estas agresiones nunca se denuncia porque el Gobierno no las incluye en la lista de “crímenes de odio”. Periódicos europeos incluso recuerdan que en 2016, un reconocido periodista incitó a “disparar a los LGTBI (…) porque no son gente de buena voluntad ni defienden los derechos de nadie y su movimiento es una mutación entre los bolcheviques y los nazis”.

Sorpresa causó hace unos años la declaración de Lech Walesa, el famoso Nobel de Paz polaco, quien dijo: “Los gais no pueden ir por ahí seduciendo a mis nietos”, para luego agregar que “no se debería tampoco oprimirlos porque después de todo Dios los creó”. Unas palabras que tuvieron fuerte eco dentro de su país.

El boicot de los ultranacionalistas

El pasado 21 de julio, la policía polaca detuvo a 25 personas acusadas de sabotear el primer desfile LGTBI+ que organizaba la ciudad de Bialystok, al este del país. La policía tuvo que intervenir y proteger a los congregados cuando cientos de manifestantes de ultraderecha, procedentes de todo el país, irrumpieron entre los asistentes quemando banderas multicolor al grito de «¡No a la sodomía en Bialystok!». Habían sido convocados por más de 40 grupos y su objetivo era impedir que la comitiva inicial, en la que también había niños, siguiera su curso. Al final acabaron enfrentándose a la policía con piedras y botellas.

Tener relaciones consentidas entre personas del mismo sexo seguirá siendo un crimen en Kenia. Los tres jueces del Tribunal Supremo , han rechazado un intento de derogar las leyes coloniales que penalizan el sexo homosexual con hasta 14 años de prisión, en un gran revés para los activistas LGBTI en toda África. La comunidad keniana de gais y lesbianas recurrirá el veredicto primero ante el Tribunal Supremo.

Los jueces informaron el viernes ante una sala abarrotada que no habían visto suficientes pruebas de discriminación para cambiar la ley. «Los demandantes han fracasado a la hora de demostrar que las disposiciones sean discriminatorias». Por su parte, la jueza Roselyne Aburili dijo que las parejas del mismo sexo que viven juntas estarían violando la constitución y que no había pruebas científicas de que las personas LGBT «nacieron de esa manera». «Las necesidades progresivas de la constitución de Kenia son diferentes de las de otros países. Debe ser un espejo que refleje el alma nacional y articule sus valores», dijo Aburili.

Una ley que data de la época colonial

Las leyes que criminalizan las relaciones entre personas del mismo sexo, recogidos en los artículos 162 y 165 del Código Penal, datan de la época colonial (1967) y, según los activistas, vulneran la Constitución de Kenia de 2010 que defiende la igualdad y la libertad sin discriminación. Según estos, las leyes británicas han promovido durante mucho tiempo la homofobia en el país, y se usan a diario para perseguir y discriminar a las minorías sexuales, lo que les afecta directamente lastrando sus oportunidades en la búsqueda de trabajo y promoción laboral dentro de la empresa así como a la hora de alquilar una vivienda o acceder a servicios de salud y educación.

La cotidianidad de los delitos de odio contra dicha comundad es alarmante, así como el chantaje, la extorsión y el asalto físico y sexual. No obstante, la mayoría no son denunciados por miedo a las autoridades. Según la Comisión Internacional de Derechos Humanos para Gays y Lesbianas (NGLHRC) ha habido más de 1.500 ataques contra kenianos LGBTI desde 2014. Un estudio del Pew Research center realizado en 2013 concluyó que el 90% de la población de Kenia no pensaba que la sociedad deba tolerar la homosexualidad. Kenia, pais de mayoría cristiana conservadora, arrestó a 534 personas por relaciones entre personas del mismo sexo entre 2013 y 2017, según datos oficiales.

Los hoteles Axel llegan a Bilbao

Axel Hotels, la primera cadena de hoteles del mundo dirigida al colectivo LGBTI, continúa su plan de expansión internacional anunciando una nueva apertura en la ciudad de Bilbao, prevista para el último trimestre de 2020 y significará el segundo establecimiento de la compañía en el País Vasco tras la apertura del hotel en San Sebastián prevista para finales de este año.

Tras su inminente desembarco en San Sebastián, la cadena llegará próximamente a Bilbao La Vieja. El primer hotel de la firma catalana en la villa, que sumará 110 habitaciones, se emplazará en el número 3 del muelle de La Merced. Está previsto que las obras, que contemplan la demolición del inmueble, comiencen en octubre, aunque el proyecto deberá recibir antes el visto bueno definitivo del pleno del Ayuntamiento de Bilbao.

Localización excelente

Una privilegiada localización frente a la Ría y el Casco Viejo harán que este hotel sea una parada casi obligatoria para todo el turismo LGTBI+ que visita Bilbao.

Esta nueva joya de la corona dispondrá de los servicios indispensables que cualquier cliente encuentra en un Axel Hotel: Restaurante, Fitness & Spa, Lounge Bar y Sky Bar en la terraza de la azotea, con piscina, solárium y lounge cubierto con techo retráctil que lo convertirá en un espacio único en Bilbao, pensado para disfrutar del mejor ambiente.

Que la zona en la que se establecerá Axel Hotels está en boga lo confirman los establecimientos hoteleros abiertos a lo largo de este 2019. Justo al otro lado de la ría, compartiendo vistas a la ría, el Hotel Tayko, donde Martín Berasategui regenta su único restaurante en la villa, abrió sus puertas en enero. Hace apenas un mes fue el turno del NYX Hotel Bilbao, ubicado a poco más de 300 metros, en El Arenal bilbaíno, con una oferta de 109 habitaciones.

Sin embargo, la transformación urbana que percibirá de Bilbao La Vieja no es el único motivo por el que la firma catalana se ha decantado por este barrio que, junto con el Casco Viejo, se ha erigido como una de las zonas de ambiente predilectas por el colectivo LGTBIQ+.

Axel Hotels también tiene previstas las aperturas del Axel Beach Miami, en Estados Unidos, del Axel Hotel Valencia y del Axel Madeira (Portugal), próximamente. Con todo, la compañía sigue trabajando para cerrar nuevos proyectos en otros destinos internacionales.