Este pasado fin de semana hemos asistido a un nuevo episodio de agresión homofoba en el Cercanías de Barcelona, una energúmena ha estado increpando a dos chicas por besarse en el metro, al grito de «me dais asco» ha estado constantemente agrediendo a esta pareja de lesbianas que de forma normal estaba expresando su amor como cualquier otra pareja.

Ante esta situación vemos en el vídeo como absolutamente nadie del vagón hace nada por poner fin a esta lamentable situación, algo tan grave como una agresión homofoba.

«Maricona así esta el mundo» les soltó con su bebé en el carrito, por fin un chico se levantó a decirla que parase la mujer totalmente fuera de si gritó que todo el mundo piensa igual que ella pero «nadie dice nada».

“Yo también tengo un hermano maricón y no se come la boca delante de mí porque me da asco y me tiene respeto”, prosigue.

Las chicas agredidas graban la situación y le piden a la mujer, que parece a ver perdido el control, que se vaya o mire para otro lado si tanto le molesta.
La pareja ha denunciado la situación en redes, los mossos y el Observatori contra L’Homofòbia. Las mujeres lamentan que casi nadie hiciera nada por ayudarlas. Solo una mujer intentó que la agresora no se les acercará cuando intentó quitarles el móvil.
Lo triste es que este tipo de agresiones verbales son completamente normales y diarias y las sufren miembros del colectivo LGTBI, los cuales no pueden hacer otra cosa que denunciar e intentar que alguien les ayude a parar esas bochornosas situaciones.
Ante cualquier tipo de agresión en Cataluña, denuncia ante el Observatori contra L’Homofòbia.
https://www.youtube.com/watch?v=HPkScAQR4ps