SONANDO

Las relaciones entre personas del mismo sexo seguirán siendo prohibidas y penalizadas en Kenia

Tener relaciones consentidas entre personas del mismo sexo seguirá siendo un crimen en Kenia. Los tres jueces del Tribunal Supremo , han rechazado un intento de derogar las leyes coloniales que penalizan el sexo homosexual con hasta 14 años de prisión, en un gran revés para los activistas LGBTI en toda África. La comunidad keniana de gais y lesbianas recurrirá el veredicto primero ante el Tribunal Supremo.

Los jueces informaron el viernes ante una sala abarrotada que no habían visto suficientes pruebas de discriminación para cambiar la ley. «Los demandantes han fracasado a la hora de demostrar que las disposiciones sean discriminatorias». Por su parte, la jueza Roselyne Aburili dijo que las parejas del mismo sexo que viven juntas estarían violando la constitución y que no había pruebas científicas de que las personas LGBT «nacieron de esa manera». «Las necesidades progresivas de la constitución de Kenia son diferentes de las de otros países. Debe ser un espejo que refleje el alma nacional y articule sus valores», dijo Aburili.

Una ley que data de la época colonial

Las leyes que criminalizan las relaciones entre personas del mismo sexo, recogidos en los artículos 162 y 165 del Código Penal, datan de la época colonial (1967) y, según los activistas, vulneran la Constitución de Kenia de 2010 que defiende la igualdad y la libertad sin discriminación. Según estos, las leyes británicas han promovido durante mucho tiempo la homofobia en el país, y se usan a diario para perseguir y discriminar a las minorías sexuales, lo que les afecta directamente lastrando sus oportunidades en la búsqueda de trabajo y promoción laboral dentro de la empresa así como a la hora de alquilar una vivienda o acceder a servicios de salud y educación.

La cotidianidad de los delitos de odio contra dicha comundad es alarmante, así como el chantaje, la extorsión y el asalto físico y sexual. No obstante, la mayoría no son denunciados por miedo a las autoridades. Según la Comisión Internacional de Derechos Humanos para Gays y Lesbianas (NGLHRC) ha habido más de 1.500 ataques contra kenianos LGBTI desde 2014. Un estudio del Pew Research center realizado en 2013 concluyó que el 90% de la población de Kenia no pensaba que la sociedad deba tolerar la homosexualidad. Kenia, pais de mayoría cristiana conservadora, arrestó a 534 personas por relaciones entre personas del mismo sexo entre 2013 y 2017, según datos oficiales.